miércoles, 25 de junio de 2014

Como perros y gatos, nada que ver!!

Seamos mejor que ellos, dando amor sin pedir nada a cambio.


¿Que pasaría si nos pareciéramos más a estos graciosos animales que nos hacen tanta compañía a lo largo de nuestra vida?

   Es muy difícil de llegar a saber, porque el ser humano tiene la tendencia de estropear todo lo que toca, sin importar mucho en que genero de vida nos movamos.

   Aún no hace un mes, una querida amiga me regalo un gatito, ella tenía muchísimo miedo porque aún era muy peque, y no sabía si comería solo o si añoraría mucho a su mami. La verdad es que no me costo mucho convencerla, pues ya he salvado varios animales con problemas.

   Me acuerdo hace muchos años, que la vecina de al lado, una mujer ya muy mayor, tenia una gata muy viejecita que seguía criando sin parar, pero no podía sacar adelante a sus crías porque no tenía leche. Su marido le había prometido uno a mi niña, pero me dijo:
 _ Antonia, solo se ha salvado uno, pero lo tengo que sacrificar porque esta ciego y no come!.
   Yo cuando lo ví, me di enseguida cuenta que si que estaba desnutrido y tenia los ojos tapados de pus. No me lo pensé dos veces.
_ Señor Pepe, no sacrifique al gatito, que muerto por muerto, dejemé intentar salvarlo. por favor!!
  Apenas tenia una semana y media, y unas ganas de vivir tremendas. Entre mi marido, mi hija y yo misma nos turnamos para amamantar a biberón al gatito, y limpiarle los ojos con manzanilla tibia. Fue toda una batalla a las controversias. Pero el premio fue "el gordo" creció guapisimo y enorme.
   Por desgracia a los 3 añitos de edad me lo envenenaron, vivíamos en una zona que no podían ver a los gatos. ¡Lo que llore por ese gato, como si fuera un hijo!

   Ese es uno de los motivos por lo que nunca dejo a mis animales sueltos, aunque puedan correr por el campo. No puedes controlar lo que se comen.

   Estos son mis pequeños amigos, dignos de llamarse así porque siempre están ahí para mí.
   Yo creo que cuando mi amiga Nieves vea este vídeo se va a sentir muy tranquila y orgullosa de la gatita, a salido una luchadora nata de la vida, además de haberse ganado ese huequito en casa que deja esa huella que solo las personas que tenemos animales sabemos.

   Felicidades a todos los que tenéis animales en casa como si fueran de la familia y no los abandona is!!!